Área de consultas libre del Covid-19

El centro Médico Hospital San José es un espacio independiente y seguro.

Emergencias: 81 1544 5721

Un esguince de rodilla es una enfermedad frecuente que involucra la lesión de los ligamentos de esta articulación, puede ser tanto parcial como total, y de acuerdo con el diagnóstico de un médico traumatólogo, el paciente recibe el tratamiento para su recuperación.


Conoce aquí las causas que origina este padecimiento, los tipos de esguince y los diferentes tratamientos que existen para recuperar la movilidad sin dolor.

Recuerda que para recibir la atención adecuada es importante acudir a un experto que realice una exploración física y la observación pertinente de los síntomas. El Dr. Manrique, traumatólogo en Monterrey, es especialista en casos de esguinces de rodillas.

En esta sección encontrarás:

Causas de un esguince de rodilla

La rodilla está compuesta por cuatro ligamentos: el ligamento lateral externo, ligamento lateral interno, ligamento cruzado anterior, ligamento cruzado posterior. Un esguince de rodilla se produce cuando uno o varios de estos ligamentos se lesionan debido, principalmente, a una flexión o torsión de la articulación mientras se tiene el pie apoyado de manera firme, es decir, el movimiento brusco recibe el impacto en la rodilla.

La práctica de deportes como basquetbol, tenis, futbol, entre otros, suele ser una de las causas de un esguince de rodilla, pues por lo general su actividad física requiere de movimientos que en ocasiones sobrepasan el límite de exigencia anatómica. Sin embargo, una caída o impacto fuerte en casa o cualquier otro espacio también puede ocasionar un esguince.

Si tienes los siguientes síntomas es probable que sufras de un esguince de rodilla, no obstante, lo mejor es acudir inmediatamente a un traumatólogo para evaluar el estado de tus articulaciones.

  • Rigidez y disminución de movimiento.
  • Chasquido audible en la rodilla
  • Dolor continuo que puede impedir caminar.
  • Dolor al tacto.
  • Inflamación de la rodilla.
  • Aparición de moretones.
Programa tu cita

Agenda tu cita con el Dr.
Manrique para recibir un
diagnóstico de tu padecimiento.

El nivel de dolor y la presencia de estos síntomas dependerá de la gravedad del esguince.

Tratamiento para un esguince de rodilla

La lesión de los ligamentos en la rodilla indicará el tipo de tratamiento que debe recibir cada paciente. Ya que los síntomas varían de persona a persona, el médico traumatólogo es el más indicado para ofrecer un diagnóstico preciso tras realizar una revisión y pruebas como radiografías y resonancia magnética, si el caso lo amerita.

Los tratamientos van desde acciones básicas para el reposo y desinflamación hasta la cirugía para los pacientes con esguinces de gravedad.

Para las personas con síntomas leves, la recomendación que suele darse es reposo, el uso de hielo y antiinflamatorios, de ser necesario la inmovilización con férula o inmovilizador de rodilla.

Tratamiento fisioterapéutico

El tratamiento fisioterapéutico es el proceso de acompañamiento que se recomienda seguir para ayudar al paciente a recuperar la movilidad de forma segura después de sufrir un esguince de rodilla. Después de haber recibido el tratamiento adecuado para aliviar el dolor y los síntomas, los ejercicios para esguince de rodilla ayudarán a readaptarse con menos dificultad.

Un tratamiento de este tipo dependerá del tipo de esguince que sufra el paciente, por lo que se recomienda acudir con el traumatólogo previamente para conocer la situación exacta de la articulación y así proseguir con las atenciones fisioterapéuticas indicadas.

Contáctanos para agendar tu cita

con el Dr. Manrique, traumatólogo experto en esguinces de rodilla.

Tipos de esguince de rodilla

La CIE 10 (Clasificación Internacional de Enfermedades en su décima edición) identifica a las lesiones de rodilla con el código S83, en donde los esguinces de rodilla se subdividen en dos clasificaciones, aquellos esguinces y torceduras que comprometen los ligamentos laterales, externo e internos, de la rodilla (con el código S83.4) y los esguinces y torceduras que afectan el ligamento cruzado, anterior y posterior de la rodilla (con el código S83.5).

Además de esa clasificación, dependiendo de el grado de lesión de los ligamentos, un esguince de rodilla también se puede presentar de la siguiente manera:


Esguince de rodilla grado 1

Ocurre cuando sólo algunas fibras del ligamento se desagarran o estiran.

Esguince de rodilla grado 2

En este caso ocurre el rompimiento de hasta dos tercios de las fibras del ligamento.

Esguince de rodilla grado 3

Este tipo de esguince involucra la rotura total del ligamento.

Lesiones relacionadas

Un esguince de rodilla muchas veces ocasiona otro tipo de lesiones, pues existen diferentes partes de la articulación que se ven dañadas, por ejemplo los meniscos, las mejor conocidas como "almohadillas o amortiguadores" de la rodilla. La lesión de meniscos puede derivarse de un esguince, además de la lesión de ligamento cruzado debido a la zona en donde se origina un esguince, es probable que ocurra este tipo de padecimiento.

Para evitar complicaciones a largo plazo es importante acudir con un médico especialista que identifique la gravedad de tu lesión. El Dr. Manrique puede ayudarte, ¡agenda tu cita!

Así como las lesiones en los meniscos, existen otros padecimientos relacionados con el dolor de rodillas que pudieran estar afectando tu movilidad, conoce sus características y el tratamiento adecuado para su recuperación: